El centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) fue el creador de esta gran iniciativa  con ayuda del colectivo «Tejiendo Móstoles», en donde recibe la colaboración del Ayuntamiento de Móstoles también, el cual cedió sin problema alguna el espacio del parque público.

Agradecidos mil veces al grupo de mujeres, en su mayoría amas de casa y un promedio de 20 personas, quiénes se reunieron para formar parte de este gran proyecto, y que aportaron gran parte de su tiempo tejiendo en conjunto.

Así es como a través de esta idea que fue iniciativa del CA2M, se crea una línea de trabajo basada en el arte artesanal y de los trabajos que hacen las personas con sus manos, siguiendo firmemente las técnicas tradicionales.

 

Actualmente contamos con un centenar de personas que asisten a los talleres organizados por el CA2M, que se realizan en algunos centros culturales municipales e institutos de secundaria desde los últimos nueve meses para construir la mayor cantidad de hamacas tradicionales de manera lenta y correcta.

El primer hamacódromo se entrenó el pasado 26 de mayo en una pinada, el cual se encuentra ubicado dentro del Parque Finca Liana; esta inauguración trajo consigo una verbena llena de comida y música, pasando luego a descansar al aire libre y cálido de Madrid.

Estas hamacas estan hechas con cuerda de tendero, de cinco milimetros de grosor, un material que puede resisitir bien ala intemperie, hay dos tipos de hamacas:

  • Unas que se hacen como tejido calceta con los brazos.
  • Otras que se elaboran con puntos de macramé.

Encontraras estas bellas hamacas de distintos colores y tamaños, algunas pequeñas para niños, y otras más grandes para adultos.

No dejemos de lado a los vecinos de Móstoles quienes recuerdan que Paul Lafargue hablaba sobre el derecho a la pereza en el siglo XIX y que ahora reivindican su papel en el siglo XXI, aun que ahora prefieren un nuevo lema:

«TODO HOMBRE O MUJER TIENE DERECHO A SOÑAR QUE SE ENAMORA TUMBADO EN UNA HAMACA»